Concepto de embestida

La palabra embestida se refiere a la acción y también al efecto de embestir, verbo que procede etimológicamente del latín “investire” = “revestir” de donde lo tomó el italiano pero ahora el significado de “investire” es “acometer”, “golpear con violencia” o “atropellar” y con ese sentido fue incorporado al español. De ahí la diferencia de significado entre investir que significa dotar a alguien de una cosa, en general un cargo, y embestir en el sentido de arremeter, aunque compartan etimología.

Concepto de embestida

Estos atropellos que resultan de la embestida, pueden ser físicos, como por ejemplo cuando se trata de un ataque a los golpes, o cuando un peatón es arrollado por un vehículo; o pueden ser psicológicos, cuando alguien pide cosas a los gritos o rebate opiniones sin guardar las formas propias de la buena educación.

Ejemplos: “En la sala de reuniones de la Cámara de Senadores, los legisladores embistieron unos contra otros, discutiendo acaloradamente sobre la nueva ley, y casi llegaron a la violencia física” o “El niño resultó embestido por la motocicleta al soltarse de la mano de su medre y cruzar la calle sin ningún recaudo”.

Varios animales atacan haciendo embestidas, como el caso de los toros, lo que se aprovecha en el toreo para convertirlo en una atracción para quienes disfrutan de espectáculos violentos, ya que el toro es provocado a embestir por el torero, y finalmente y sin ninguna posibilidad, el animal terminará cobardemente asesinado. Para el torero también es un riesgo al que se expone voluntariamente, ya que hay registros de varios casos en que la embestida del toro puede lastimarlo y hasta matarlo, incluyendo el riesgo para los espectadores si el toro logra escapar.

No siempre las embestidas proceden de seres vivos, sino que hay casos en que el agente es natural, sin ninguna intervención humana, como cuando algo o alguien es embestido por una ráfaga de viento. También fenómenos políticos, económicos o sociales pueden provocar embestidas, como por ejemplo una crisis económica que puede embestir contra las finanzas públicas o privadas, o una crisis moral, contra los valores tradicionales.