Concepto de grito

La palabra grito es la acción, y, además, el efecto, del verbo gritar, que se originó desde el latín “quiritare” en el sentido de llamar o alertar a viva voz. Esto se logra cuando el aire pasa con mucho vigor por las cuerdas vocales, que cuando la voz sale naturalmente. Los gritos pueden sentirse agudos o graves, según que quien lo emite tenga laringe y cuerdas vocales, más o menos reducidas, respectivamente.

En general, alguien grita para expresar emociones de ira, para retar a alguien, porque se asustó, para pedir auxilio, por dolor, para llamar la atención o para que otro se asuste. Ejemplos: “Mi padre gritó cuando le extrajeron una muela pues le dolió mucho”, “Mi maestra nos grita cuando la hacemos enojar”, “Los desgarradores gritos de auxilios de la joven que se estaba ahogando, alertaron a los guardavidas”, “Cuando vi al ladrón en mi casa, grité de terror” o “Los niños lograron asustarme, gritando, para hacerse pasar por monstruos”.

En Música, el “screaming” palabra en inglés que significa gritar, se usa en estilos tales como el punk y el heavy metal, donde quien canta, eleva la voz, con agudos, gritando, tratando de transmitir emociones.
El grito de guerra ha sido muy usado desde la antigüedad, tal como se hace referencia en las obras homéricas, para exaltar a las tropas y motivarlas a la pelea, y asustar a sus enemigos.

Un hecho histórico, considerado un hito en la guerra por la independencia mexicana, es el “Grito de Dolores”, que marcó su iniciación. Ocurrió el 16 de septiembre de 1810, cuando en la parroquia de Dolores se oyeron las campanadas, junto al llamado del cura Miguel Hidalgo, en un discurso sentido, vivando a los gritos, a la virgen de Guadalupe y contra los españoles, incitando a rebelarse contra la Nueva España.

La película estadounidense, de 2004, conocida en España como “El Grito” cuyo título original en inglés es “The Grudge”, pertenece al género de terror, y es una adaptación hecha por Stephen Susco, del film japonés “Ju-on: The Grudge”. En ambos casos, la dirección estuvo a cargo de Takashi Shimizu. Trata de una casa embrujada.