Concepto de geosfera

Etimológicamente geosfera significa (“geo”=tierra y “sphaera”= cuerpo redondo) la esfera o redondez terrestre, designándose bajo ese nombre al interior de la esfera terrestre, en su parte sólida, cuyo estudio ha sido posible a través de métodos indirectos, como por ejemplo el examen de las ondas sísmicas provocadas por los terremotos y el modo que se propagan.

La geosfera está constituida por un radio de alrededor de 6.400 km., en cuyo interior (de aproximadamente 6.740 km.) se distinguen tres capas concéntricas, llamadas 1. Corteza (o litosfera), zona superficial y rocosa de la geosfera, que mide entre 6 y 70 km. de espesor, donde el hombre habita y se desarrolla individual y socialmente, y muy desgastada por la acción del agua; se halla fragmentada en enormes bloques que se mueven a distintas velocidades, sentidos y direcciones, conocidas como placas tectónicas. En sus bordes hay una intensa actividad volcánica y sísmica. 2. Manto (formado por rocas semisólidas) y compuesto de magnesio y silicio, es la primera capa subterránea y 3. Núcleo (compuesto por hierro y níquel) con un espesor de 2.800 km. El núcleo externo es líquido, con temperaturas altísimas (6.000 º C.) y de unos 2.000 km. de espesor; y el núcleo interno es sólido, con un espesor de 1.500 km. Cada una de las capas se encuentra delimitada por zonas que reciben el nombre de discontinuidades, donde los sismos varían su dirección y velocidad. Sobre la superficie terrestre se extienden la atmósfera (capa gaseosa que la rodea envolviéndola) y la biosfera (lugar donde los seres vivos se desarrollan).