Concepto de gravedad

El vocablo gravedad proviene etimológicamente del latín “gravis” que nos indica algo importante o pesado. Así un asunto de gravedad es aquello que es realmente importante. Por ejemplo decimos que revisten gravedad las lesiones producto de un accidente que pueden incapacitarnos, las enfermedades que ponen en riesgo la vida de los seres vivos, o un error tan importante en el trabajo que puede hacernos perder el empleo. La gravedad es a veces una cuestión subjetiva. Hay casos en que la gravedad del problema es incuestionable, como cuando le diagnostican a alguien una enfermedad incurable, pero en otros casos dependerá de la valoración de cada persona. Que a alguien le vaya mal en un examen podrá ser para unos una experiencia edificante que le permitirá encarar nuevamente el aprendizaje con mejores métodos, pero para otros puede ser tan frustrante y de tanta gravedad, que lo incapacite para volver a enfrentar la situación de examen, y puede llegar a abandonar sus estudios.

En Física, la gravedad o fuerza de gravedad, es la fuerza que se ejerce en los cuerpos, la que depende de su masa. Fue Isaac Newton quien formulo en el año 1685 la ley de gravedad que expresa que toda partícula de materia existente en el universo, atrae a otra partícula cualquiera, con una fuerza que es directamente proporcional al producto de las masas de las dos partículas, e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia existente entre ambas. La propiedad de la materia, que tiene la virtud de crear fuerza de atracción, se denomina masa gravitatoria. Esta ley explica el movimiento orbital del sistema planetario, y explica la gravedad terrestre que hace que los objetos caigan hacia el centro de la Tierra con aceleración constante.