Concepto de higiene

La higiene es una rama de las Ciencias Médicas cuyo objetivo es preservar la salud a través de la limpieza, tanto personal, como de la ropa, utensilios y vivienda, que debe permanecer no solo limpia y desinfectada, sino también aireada, ya que la suciedad y la falta de sol, son fuente de enfermedades. El baño diario, mantener las uñas cortas y limpias, lavarse las manos antes de comer, antes de cocinar o tocar los alimentos, y luego de ir al baño, son normas mínimas de higiene personal.

También existe una higiene pública, de calles, plazas, parques, escuelas, clubes, hospitales, donde concurren gran cantidad de personas, lugares que deben mantenerse limpios, por el mismo motivo.

Las malas condiciones de higiene son causa de propagación de epidemias. Por ejemplo, el tema del dengue, está muy asociado a la falta de higiene en las viviendas donde se acumulan recipientes inservibles, a la intemperie, donde se juntan las aguas de lluvia, y son caldo de cultivo para el mosquito propagador de la enfermedad.

La extrema pobreza, que hace que personas vivan en casas con pisos de tierra, o sin cloacas, o sin agua corriente, la falta de información preventiva adecuada, sobre todo sobre la importancia preventiva de las vacunas, agrava estas situaciones.

Hay conductas negligentes que atentan contra la higiene como tirar residuos o papeles en el piso, sacar a las mascotas, y no juntar sus desechos, o arrojar a las aguas de los ríos, residuos tóxicos.

Los contaminantes, físicos o químicos, que afectan los lugares de trabajo y la salud de los empleados, son estudiados por la higiene industrial.

Se llama higiene mental a los hábitos que conviene desarrollar para mantener saludable la psiquis, en estado de equilibrio, evitando situaciones de stress, y conservando una posición positiva ante los problemas.