Concepto de intestino

Intestino es una palabra que originada en el griego “enteron” pasó al latín como “intestinus”, la que a su vez se derivó de “intus”, un adverbio que indica que algo es interno, o sea que se encuentra dentro de otra cosa.

Se aplica en Ciencias Sociales para referirse a algo que ocurre en el seno o interior de una sociedad, como cuando se habla de luchas o guerras intestinas, que no ocurren entre países sino entre facciones de una misma comunidad, como las que se vivieron y sufrieron en Argentina, entre unitarios y federales, o en Uruguay entre blancos y colorados.

Concepto de intestino

En Biología, el intestino es una parte del aparato digestivo. En los animales mamíferos incluido el ser humano, el intestino es un tubo que se ubica comunicando el estómago con el ano, hacia donde se expulsan los desechos, luego de ser retenidos los nutrientes; encargándose el ano de arrojarlos hacia el exterior del organismo.

Se identifican en el intestino dos partes bien diferenciadas. El intestino delgado, que mide alrededor de seis metros y consta de tres porciones: el duodeno (que tiene la forma de una C, alojándose en la concavidad, la cabeza del páncreas) el yeyuno y el íleon (que presentan muchas asas o circunvalaciones); y el intestino grueso (unido al primero por la válvula ileocecal) que mide aproximadamente un metro, y está conformado por el ciego (intraperitoneal y con forma de saco) el colon (extrae de los alimentos el agua y la sal) el recto (elabora las heces) y el canal anal.

En el intestino delgado, que es un músculo cilíndrico y membranoso, con vellosidades, y cuyas glándulas segregan el jugo intestinal, la sustancia de lo que ingerimos logra pasar a la sangre por las delgadas paredes de esa zona intestinal, mientras que lo no digerido pasa al intestino grueso.