Concepto de mortalidad

Se denomina mortalidad a la última etapa necesaria del ciclo vital, donde aquellos que tienen una existencia que comienza con el nacimiento, la terminan con la muerte. La calidad de mortales es contraria a la inmortalidad o existencia eterna, que los religiosos atribuyen solo a Dios.

La mortalidad es un valor medible, y puede hacerse en relación a cualquier ser vivo, por ejemplo, mortalidad de peces, de animales en peligro de extinción, de animales domésticos etcétera, lo que se efectúa en un período determinado de tiempo, en general anual., para encontrar a tasa de mortalidad.

La tasa de mortalidad es un indicador que sirve para mostrar si las muertes fueron muchas o pocas, con la finalidad de efectuar estadísticas. La mortalidad es una variable, que junto a la natalidad y las migraciones determinan la dinámica demográfica, o sea, los cambios en el número de la población de un lugar en un período considerado.

Entre los humanos se consideran los fallecimientos que se producen en un año en determinado lugar, por cada mil habitantes. A esto se llama tasa bruta de mortalidad, que puede ser más alta en países más adelantados, pues al vivir más tiempo sus habitantes, gracias a las condiciones de vida favorable, son sociedades envejecidas, cuya población fallece mucho por vejez. El nivel de mortalidad se expresa más eficazmente en la esperanza de vida al nacer, que muestra cuánto le queda de vida a una persona en una sociedad y un tiempo específicos.

La tasa de mortalidad infantil, indica cuántos son los niños menores de la edad de un año que fallecen en el plazo de un año por cada mil niños que nacieron con vida.

A partir del siglo XIX la tasa de mortalidad en el mundo se ha reducido, en especial en aquellos países con alto grado de desarrollo, gracias a los antibióticos y otras medicinas, los planes de vacunación, campañas sanitarias, la posibilidad de acceso al agua potable y otras condiciones sanitarias, a la asistencia médica y la mejora en la alimentación. La falta de educación, de trabajo, de higiene, contribuyen en mucho a acrecentar la mortalidad.