Concepto de onda

Etimológicamente la palabra onda proviene del latín “ondus” que quiere decir remolino u ola. Las olas que produce el mar, y en menor medida en los ríos, son ondas pues son porciones de aguas que se elevan y caen en forma alternativa.

En Física, según la definición de los autores Bazo y Tricárico, la onda consiste en una propagación de energía sin que exista desplazamiento de la materia.

Las ondas son portadoras de energía y se producen cuando un medio elástico se perturba en alguno de sus puntos, produciéndose una propagación de dicha perturbación (del movimiento y no de las partículas) a otros puntos contiguos.

Los sólidos de tipo elástico tienen la posibilidad de transmitir ondas transversales y longitudinales, mientras que los fluidos, solo longitudinales, pues sus partículas tienen una ligazón débil y permiten únicamente una cesión energética por choque, para el movimiento.

El sonido se propaga en ondas longitudinales en el aire, y al igual que las ondas del agua se reflejan, cuando chocan las ondas sonoras con superficies relativamente duras.

Las ondas del agua además se refractan, lo que sucede cuando transitan por zonas de profundidad diferente.

Si consideramos un instrumento de cuerdas, como por ejemplo una guitarra, y se pulsan sus cuerdas, se propaga una onda transversal, que se refleja superponiéndose con la emitida. El producto de esa interferencia se denomina onda estacionaria. La interferencia se produce cuando dos movimientos ondulatorios armónicos de idéntica amplitud, frecuencia y longitud de onda, se superponen.

La longitud de onda es el espacio que recorre el movimiento en un período.

Las ondas de radio que permiten llevar la información a distintos lugares, se irradian a través de antenas y son las que en el espectro presentan mayor longitud, variando entre los 10 metros y los 2 kilómetros. Así se clasifican en ondas cortas, medias y largas.

La onda eléctrica normal tiene un largo de 200 y 550 metros. La onda corta en electricidad es la hertziana que tiene entre 10 y 100 metros. La media mide entre 100 y 1.000 metros. La onda larga eléctrica tiene una longitud de entre 1.000 y 20.000 metros

También todas las cosas flexibles pueden formar ondas al curvarse (pero no se propagan) lo que sucede por ejemplo con algunos tipos de cabellos.