Concepto de petróleo

La palabra petróleo se originó en el vocablo griego “pertelaion. De allí pasó al latín como “petroleum”, con el significado de aceite (“oleum”) de piedra (“petra”) siendo tomado por nuestro idioma.

El petróleo se fue formando a través de millones de años, con los animales y vegetales muertos, que se fueron depositando en el fondo de mares y lagos. Allí fueron cubiertos por fango y arcilla en varias capas, hasta privarles el contacto con el oxígeno, lo que impidió su descomposición, transformándose por medio de un lento proceso químico en gas y petróleo.

Es conocido desde tiempos muy remotos, siendo nombrado por la Biblia cuando cuenta que la piedras de la torre de Babel, tres mil años antes de Cristo, fueron unidas con betún, que es un derivado del petróleo.

Fue empleado en el antiguo Egipto para conservar sus momias, y por los romanos para fines de alumbrado.

El primer pozo petrolero se perforó en la década de 1850, en Pensylvania por parte de Edwin Drake, y se obtuvo por destilación, el querosén, comenzando su uso y explotación masivos. En Argentina, el primer pozo petrolero fue descubierto en Comodoro Rivadavia por casualidad en el año 1907, mientras se buscaba agua.

En la actualidad, este líquido inflamable, tiene muy diversas aplicaciones, usándose para obtener gas licuado, querosén, nafta, aceites lubricantes, gasoil, asfalto, fueloil. También originó varios sub productos: detergentes, ceras, cosméticos, plásticos, goma sintética, insecticidas, medicamentos, fertilizantes, y proteínas que se usan en la alimentación animal.

Las mayores reservas de petróleo se encuentran en Arabia. En 1960 se formó la OPEP sigla que significa Organización de Países Exportadores Petroleros, con sede en Bagdad.

Es un recurso vital en el mundo moderno, pero en vías de agotarse, ya que es no renovable.