Concepto de piedra

La palabra piedra proviene en su etimología del latín “petra” y a su vez del griego “petros”, que se traduce como piedra o roca, que es una sustancia mineral compacta y natural, no combustible y dura. No tiene aspecto de metal. San Pedro fue llamado así por edificar sobre una roca la primera iglesia. Las piedras por su consistencia y durabilidad han sido muy apreciadas en la construcción, ya que no las daña el paso del tiempo. Entre las piedras utilizadas en la construcción podemos mencionar entre otras, el mármol, el adoquín, la laja, la pizarra o el granito. Se extraen de las canteras. Son una clase de roca, que no comprende las menos duras.

Se llama piedra angular la que es sostén de dos paredes, colocada en esquinero. La piedra fundamental es la primera piedra puesta en una construcción.

Las piedras preciosas son piedras raras y escasas, con color y brillo que las hacen atractivas. Son ejemplos de ellas, el rubí, la esmeralda o el zafiro. Cuando se tallan dándoles forma, se denominan gemas. Algunos les asignan a las piedras propiedades energéticas.

La Edad de Piedra es la etapa de la Prehistoria donde las personas usaron la piedra para fabricar sus herramientas. El período Paleolítico es conocido como el de la piedra tallada y el Neolítico como el de la piedra ya pulida.

Según los alquimistas la piedra filosofal, era aquella que tenía la particularidad de transformar los metales en oro.

El granizo grueso, es comúnmente llamado piedra. La piedra pómex o pumita, es una sustancia esponjosa, porosa, de densidad baja, de origen volcánico, grisácea y frágil.