Concepto de reacción

El origen latino de la palabra reacción nos remite a los vocablo “re” que significa de nuevo, y “actio” que quiere decir acción, por lo cual puede definirse como una acción que se produce como consecuencia de otra.

En Física, Isaac Newton, en su tercera ley del movimiento expresa que cada una de las acciones genera una reacción igual, de sentido opuesto.

Se denomina reacción química al proceso químico donde dos reactivos, que son sustancias que cambian por efecto de un factor energético, se transforman en un producto, que es una sustancia diferente a la original. Por ejemplo cuando reacciona el oxígeno frente a la acción del aire, se produce el óxido de hierro.

La reacción alérgica es el efecto que se produce frente a agentes alérgenos, cuando el organismo muestra sensibilidad a ellos, en su sistema inmunitario, al inhalarse, inyectarse, consumirse o tomar contacto con la piel. Por ejemplo, pueden producir alergia, las picaduras de ciertos insectos, alguna comida en especial, como las nueces, el pelo de ciertos animales, los ácaros, etcétera. No todas las personas tienen igual sensibilidad frente a estos agentes, y las reacciones también son diversas, desde sarpullidos, resfríos, trastornos digestivos, hasta trastornos respiratorios severos.

Los medicamentos en general producen ciertas reacciones adversas que se advierten en su prospecto.

En Economía se denomina reacción de los mercados al comportamiento de éstos frente a algún hecho político o económico relevante. Por ejemplo cuando hay un cambio de Jefe de Estado, o una guerra o un cambio de política, los mercados reaccionan aumentando o bajando la cotización del dólar o subiendo o bajando las acciones.