Concepto de electricidad

La palabra electricidad proviene del término latino “electrum” y éste a su vez del griego “elektron” que significa ámbar, que es una sustancia orgánica (fósil de resinas vegetales) con propiedades eléctricas originadas por frotación.

En Física la electricidad es un agente natural de mucho poder, que se expresa por ejercer atracciones y repulsiones, por fenómenos lumínicos, por ocasionar descomposiciones químicas y conmociones en los organismos animales. Por ejemplo un rayo es un elemento natural que produce descargas eléctricas.

La electricidad se caracteriza por el flujo de electrones. Las cargas eléctricas pueden ser negativas (neutrones), positivas (protones) o neutras. La vinvulación de la electricidad con la materia y la vida son muy estrechas, ya que todo nuestro mundo está compuesto de electrones.

La electricidad dinámica se manifiesta como corriente eléctrica, y es el flujo de electrones que se mueven dentro de un material por un circuito. Los protones y neutrones se acomodan en zonas de dimensiones pequeñas, denominadas núcleos atómicos, y en derredor de ellos, formando átomos circulan los electrones. La estática se caracteriza por la fuerza de atracción o repulsión entre los cuerpos que la tienen. La electricidad tiene la potencialidad de producir luz o calor. El hombre ha construido centrales eléctricas para producir artificialmente esta fuente de energía.

La electricidad positiva, también llamada vitrea, se logra frotando lana o piel sobre vidrio; y la negativa la adquiere la resina al ser frotada por piel o lana.

Las pilas contienen un campo eléctrico, que se ocasiona por las cargas negativas que posee en un extremo y el positivo del otro.

El agua puede generar energía hidroeléctrica y para ello se construyen las represas. El agua al caer produce que su energía potencial haga mover las turbinas que generan electricidad.

Los usos de la electricidad son muy numerosos en nuestra vda cotidiana: usando lámparas, generar luz; sirven de medio de calefacción y refrigeración, dan movimiento, usando motores que la convierten en energía mecánica, pudiendo usarse también para emitir señales como el caso de los semáforos. Así tenemos cocinas y hornos, calefactores, heladeras, aspiradoras, termotanques, microondas, computadoras, y hasta automóviles, solo por mencionar algunos ejemplos de artefactos que usan electridad para funcionar.

Los aparatos que se utilizan para aumentar o disminuir el voltaje dentro de un circuito eléctrico de corriente alterna, se denomina transformador, que también es una máquina eléctrica, pero carente de movimiento, que permite transpportar a largas distancias la energía eléctrica.