Concepto de sustrato

La palabra sustrato, se originó en el latín “substrātum”, término compuesto por el prefijo “sub” que indica que algo está debajo, y por “stratus” que indica algo que cubre, indicando por ende las capas o niveles que están por debajo de otros y ejercen influencia sobre ellos.

Se aplica en varios contextos:

En Geología, un sustrato es la capa de suelo que está debajo de la superficie terrestre, y ha sufrido varios procesos. Puede ser rocoso o estar conformado por sedimentos, arena y arcilla. Allí se pueden apreciar las raíces de los árboles.

Concepto de sustrato

En Biología, un sustrato es la superficie en que desarrollan su vida los seres vivos, principalmente del reino vegetal, conformado por elementos bióticos y también abióticos. Se vende sustrato para macetas, que es una sustancia pura mineral u orgánica o una mezcla de sustancias que son propicias para que las plantas crezcan en esos espacios reducidos. Se integran con turba, corteza, perlita, coco, humus de lombriz, fertilizantes y otros nutrientes, conteniendo en muchos casos sustancias que evitan la formación de malezas. Algunos son específicos para cada variedad de cultivos y otros son universales para todo tipo de plantas.

En Fotografía, se usa para designar a la sustancia que se emplea para adherir lo que sirve de soporte a la fotografía a la capa fotosensible.

En Bioquímica, un sustrato es un químico reactivo que precisa de un catalizador para acelerar su reacción. Es el campo de actuación de una enzima, que facilita la reacción química del sustrato. El sustrato logra así, muy lentamente convertirse en un específico producto.

En Lingüística el sustrato es la influencia de una lengua nativa sobre otra que intenta sustituirla, generalmente porque el territorio es invadido por otro pueblo con diferente idioma. No tiene influencia en gramática ni en sintaxis, pero sí a nivel léxico y fonético.