Concepto de Asia

El origen de la palabra Asia es discutido. Algunos sostienen que en la mitología griega se trataba de una ninfa hermana de la ninfa Europa; aunque otros sostienen que provendría de un lugar llamado Assos, al sur de Troya, y que del nombre del continente derivó el nombre de la ninfa. Otros autores la derivan de Acadia, que significa el ascenso del sol. Fue Heródoto en el año 400 antes de la era cristiana quien empleó la denominación Asia para referirse primero a la región de Anatolia, y luego al Imperio Persa, a posteriori de las Guerras Médicas.

Asia es el continente de mayor extensión en el mundo. Posee 44.400.000 de Km2 y allí reside el 60 % de la población del mundo, con alrededor de 4.000.000.000 de habitantes. El Océano Glacial Ártico la baña por el norte, el Océano Pacífico lo hace por el este, al sur se ubica el Océano Índico, y el mar Rojo la separa del continente africano. Por el Oeste, dividiéndola de Europa, se encuentran el mar Caspio, el mar Negro, el río Ural y los montes Urales.

En su relieve, predominantemente montañoso, se destaca la presencia de la cordillera más alta del mundo, el Himalaya, con gran influencia en su climatología, que evita que penetren los vientos húmedos al interior del continente, lo que la hace poco lluviosa, salvo al sudeste, y reduciendo el contacto de las civilizaciones del norte y del sur del continente. Al norte podemos encontrar la llanura siberiana, y al este, la llanura china.

El clima presenta temperaturas extremas, con veranos muy cálidos e inviernos muy fríos.

La religión de sus habitantes es predominantemente la hinduista, también se practica el budismo y el islam. Su economía es básicamente agrícola, especialmente se cosecha arroz y trigo. Su desarrollo industrial es importante destacándose Japón y China en este sentido.