Concepto de clases dominantes

Toda sociedad tiende a agrupar a sus miembros de acuerdo a ciertas características naturales, sociales o económicas, y a establecer entre estos grupos situaciones de control y preeminencia de unos sobre otros.

El concepto de clase social como grupos abiertos basados en el patrimonio de cada uno, con aparente igualdad de derechos para cada una de las clases es una conquista que se logró a partir del siglo XVIII, pues con anterioridad, el Antiguo Régimen había instituido la relación de dominación de modo abierto y legítimo: los amos dominaban a los esclavos o los señores a sus vasallos. Sin embargo, con el advenimiento de las clases, tampoco se eliminó totalmente el concepto de dominación de una clase hacia otra, y así lo expuso Carlos Marx (1818-1883).

Este sociólogo político sostuvo que la sociedad capitalista era una forma novedosa de dominación no muy diferente de las anteriores, pero que en este caso el Estado las avala de forma encubierta, al permitir la existencia de la propiedad privada, que permite a los dueños de los aparatos productivos dominar y explotar a sus obreros. Los primeros, conocidos como burgueses, poseedores del capital, imponen las condiciones de trabajo (denigrantes) a los proletarios u obreros que no tienen más remedio que acatarlas, pues solo poseen su fuerza de trabajo que venden a un precio miserable (el salario) para poder subsistir, mientras la ganancia se queda en manos de los burgueses.

También se denomina clase dominante a quienes pueden llegar a ejercer el poder político en una sociedad, que si bien en las democracias no se discrimina, en los hechos está conformada por cierto sector con poder económico, social o gremial, y no dado por sus aptitudes intelectuales o morales como debería suceder.