Concepto de dialéctica

La palabra dialéctica proviene en su etimología del griego “dialectikós”, de donde pasó al latín como dialéctica, integrada por “dia” que significa “a través de” y “lexis” que puede traducirse como palabra; ingresando de allí a nuestro idioma.

La dialéctica es un arte aplicado al discurso, que se basa en la argumentación y en la contra argumentación, para hallar una síntesis confiable. De dos razones, contrapuestas, surgiría una nueva, como síntesis de ambas. Fue Platón el primero en usar la dialéctica en sus “Diálogos” como método en su búsqueda de lo verdadero.

Retomada por la Filosofía de la Ilustración, la dialéctica se convierte en el instrumento escogido por Hegel, para llegar a lo verdadero, a la Idea Absoluta, partiendo de una tesis que se postula como verdadera, a la que se opondrá una antítesis, lo que llevará a un avance superador representado en la síntesis, que propondrá una nueva tesis, que valdrá hasta que surja una nueva antítesis, y con ello una nueva síntesis, y así en un movimiento constante del espíritu hacia lo certero.

Marx aplica el método dialéctico al estudio de la materia en lugar de aplicarla a las ideas. Se ocupa de la Historia (materialismo histórico) a la que ve avanzar a través de la lucha de clases. Así opina que el capitalismo, como forma de producción económica, tiene la contradicción en su propio seno, y la reacción de la clase obrera hará que se supere esa etapa para dar origen al socialismo y luego al comunismo, con una socieadad sin clases, generando un nuevo orden superador en las relaciones productivas, consolidando la dictadura de la clase proletaria.