Concepto de Hidrografía

La Hidrografía es la ciencia que se ocupa del estudio de las aguas. Es muy importante, ya que las aguas ocupan el 70,8 de la superficie terrestre, distinguiéndose entre ellas los océanos (enormes masas de agua salada que separan los continentes) los mares (porciones de agua salada menores que los océanos) los ríos y arroyos (corrientes de agua dulce de origen pluvial) los lagos y las lagunas (aguas dulces formadas en concavidades con fondo impermeable, comúnmente alimentadas por ríos o arroyos) y las aguas subterráneas. El objeto de estudio de la Hidrografía es fundamentalmente el de las aguas continentales, en especial de los ríos, ya que los océanos y mares, son objeto de estudio de otra ciencia llamada Oceanografía.

Mientras las aguas saladas representan el 94 % de la totalidad de las aguas, las dulces solo alcanzan el 6 %.

La Hidrografía, rama de la Geografía física, se ocupa también de realizar cartas hidrográficas, donde las aguas se representan cartográficamente en los mapas hidrográficos. Las aguas son identificadas en estos mapas con color celeste.

Los ríos, principal objetivo al que apunta la Hidrografía, son fundamentales para el desarrollo de la vida vegetal y animal; y sus riberas, el principal punto de ubicación de los asentamientos humanos. Recordemos al río Nilo, fundamental en el desarrollo de la civilización egipcia o al Eufrates y al Tigris, indispensables en la antigua cultura mesopotámica.

Los ríos corren con fuerza por su cauce, naciendo en general en colinas o montañas, reuniendo su caudal de manantiales, agua de la lluvia o del deshielo. Mientras transita, siguiendo la pendiente del terreno con destino al mar, va depositando sedimentos de arena, fango y grava.