Concepto de iglesia

Del griego “ekklesia” significaba en Atenas, durante la vigencia del sistema político de la democracia directa, la reunión de ciudadanos con fines de políticos.

En el Evangelio de San Mateo, se relata que Jesús le confió a Pedro edificar la primera iglesia. La unión de todos los creyentes cristianos fue denominada iglesia por San Pablo, apóstol de Cristo, que de perseguidor de los cristianos se convirtió en propagador de esa fe, para distinguirla de la sinagoga donde se reunían los judíos. Para él la iglesia era única, unidos todos los creyentes por la fe en Cristo, santa y universal. Por lo tanto con la palabra iglesia pasó a llamarse tanto al conjunto de fieles cristianos como al edificio destinado al culto de esa religión.

Los miembros de la iglesia católica, de estructura jerarquizada, reconocen como su máxima autoridad, al Papa de Roma.

Arqueólogos jordanos recientemente, han hallado lo que ellos creen fue la primera iglesia cristina, cerca de Amman, en una ciudad llamada Rihab, que dataría de entre los años 40 y 70.

Al escindirse el cristianismo, a partir del siglo XV, en católicos y protestantes, éstos últimos proclamaron la libre interpretación de la Biblia, la salvación por la fe y no por las obras, y la abolición de la jerarquía eclesiástica, entre otras reformas. Los protestantes concibieron a la iglesia no como materialidad sino como espíritu, cuya concreción edilicia es solo secundaria. Cada una de las nuevas religiones cristianas tuvo su propia iglesia, en el sentido que le asignaron: así hablamos de iglesia católica, anglicana (iglesia inglesa), evangélica, adventista, etcétera, surgiendo en sus inicios, grandes conflictos entre ellas.