Concepto de industria

La palabra industria se origina en el latín, donde significó construir o elaborar algo con ingenio y sutileza.

Actualmente la industria es una actividad económica calificada como secundaria, que consiste en transformar la materia prima en un producto elaborado. La actividad artesanal también se encarga de producir productos elaborados (manufacturas) pero se realizan en forma manual a mayor costo y con poca producción. En cambio la industria al utilizar maquinarias, puede realizar la misma actividad a menores costos y masivamente.

La Revolución Industrial, que ocurrió en la mitad del siglo XVIII, inicialmente en Inglaterra, creo unidades de trabajo llamadas fábricas, donde los obreros producían en grandes cantidades los productos requeridos, desplazando a la actividad artesanal.

La industria es un sistema integrado por entradas de materias primas o bienes intermedios, procesos de transformación y salidas de bienes finales.

Según el producto que se dediquen a elaborar, existen industrias alimenticias, textiles, químicas, farmacéuticas, automotrices, etcétera.

También pueden clasificarse las industrias en pesadas o livianas. Las primeras son las que procesan grandes cantidades e productos pesados y los transforman en productos semielaborados o bienes intermedios, que se usan a su vez en otras industrias. Son ejemplos de industrias pesadas la petroquímica, la química y la metalúrgica. Las industrias livianas tienen en general como destino el mercado minorista, fabricando bienes de uso y consumo. Por ejemplo la industria alimenticia, la de muebles o la textil.

La industrialización enriquece a los países ya que pueden vender a precios muchos más caros sus productos que si vendieran las materias primas sin procesar.