Concepto de lógica

La palabra Lógica proviene del griego “logos” que significa razón. Actuar o pensar con lógica es hacerlo en forma razonada y argumentada, pero el pensamiento lógico tiene una serie de criterios que los definen como tal, y que permiten llegar a una conclusión válida, a partir de dos juicios o proposiciones. Si se parte de proposiciones verdaderas, también será verdadera la conclusión. La verdad o falsedad del razonamiento lógico no depende de que se corroboren sus enunciados y conclusión con la experiencia, sino de la coherencia interna del discurso. Esto es lo que se conoce como Lógica formal. Los principios lógicos reconocen la paternidad del filósofo griego Aristóteles.

El concepto o idea es el elemento más simple de la Lógica. A partir de ellos se forman los juicios donde se dice algo del concepto. Están formados por un sujeto y un predicado unidos por una cópula. Los juicios o proposiciones pueden ser verdaderas o falsas. De las proposiciones surge la conclusión donde se revela una verdad ignorada pero contenida en ellas.

También hay una Lógica aplicada que se usa en las distintas disciplinas científicas.

También se entiende por Lógica la ciencia de las formas discursivas.

La Lógica formal, matemática o simbólica es una herramienta muy útil para todas las disciplinas científicas pues usa un lenguaje simbólico. Por ejemplo, en lugar de expresar “Todos los hombres son mortales”, nos dice, “Todo S es P”, lo que permite aplicarla en todos los campos del saber, para evitar la contradicción en un discurso.