Concepto de manufactura

La palabra manufactura procede del latín. Está integrada por “manus” en el sentido de “mano”, por “factus” que puede traducirse como “hecho” más el sufijo “ura” que indica resultado.

Las manufacturas son materias primas que han sido elaboradas para convertirlas en un producto con valor agregado, derivando su nombre de que las primeras manufacturas se hacían con las manos, pues el trabajo era artesanal, hasta que apareció la industria con la creación de las máquinas, revolucionando la producción, durante la Revolución Industrial. Por ejemplo, la madera es la materia prima y el mobiliario que con ella se hizo es la manufactura o la materia prima es la uva y el vino es la manufactura.

Concepto de manufactura

Las manufacturas atraviesan un proceso sistemático que comprende la entrada de materias primas y bienes intermedios; el proceso propiamente dicho donde se produce la transformación y por último la salida de los bienes finales (la manufactura) y la eliminación de los desechos.

Dentro de los sectores económicos, la manufactura corresponde al segundo, que es el industrial. Las manufacturas agregan valor a las materias primas, haciendo que los fabricantes de productos obtengan gran rédito económico. Con la aparición de las industrias y la fabricación de manufacturas en serie, este sector de convirtió en una gran fuente de ingresos no solo para los industriales sino también para los Estados, por los impuestos que recauda del sector. En la actualidad esto es superado por el sector de los servicios.

En los países capitalistas, las industrias están a cargo de empresas privadas, lo que generó la crítica del marxismo en el siglo XIX, por el exceso de ganancias que obtenían los dueños de las fábricas merced a la explotación de sus trabajadores u obreros, que recibían a cambio un mísero salario tras agotadoras jornadas de labor.

Entre las ciudades más industrializadas podemos mencionar a San Pablo en Brasil y a Milán en Italia. En Estados Unidos los primeros conjuntos industriales surgieron cerca de los centros comerciales y puertos, en el nordeste, principalmente en Boston, Filadelfia y Nueva York. En el siglo XX la concentración industrial abarcó especialmente la zona entre los Grandes Lagos y el Atlántico y luego aparecieron importantes industrias también en California.