Concepto de mitología

La palabra mitología remite etimológicamente al griego, y de allí al latín, donde Mitología, se compone de “mythos” como relato subjetivo, tradicional, referido a otros tiempos, y no necesariamente cierto, con descripciones o hazañas fuera de lo común; y “logos” como pensamiento o razonamiento. Es por ello que la mitología se ocupa del estudio de los mitos, o también designa a la colección de ellos que pertenecen a un pueblo o a un tiempo histórico.

Hay mitos que se refieren al origen del universo (mitos cosmogónicos), otros enaltecen a determinados personajes históricos, como el caso del “Mito de Orfeo” que realizaba cosas increíbles gracias a sus dotes musicales.

El filósofo griego Platón, expuso en su obra la “República” el famoso mito de la caverna, por el cual trató de demostrar cómo el hombre podía ser engañado en su conocimiento de la realidad sensible.

En Roma, un mito importante es el referido a su fundación por Rómulo y Remo, gemelos nacidos del amor de Silvia, una Virgen Vestal y el Dios Marte, que habían sido amamantados por una loba, al ser arrojados al Tíber por su tío Amulio, quien luego fue destronado por los hermanos, quienes finalmente fundaron Roma.

La mitología es fundamentalmente importante para conocer la religión de las antiguas culturas, aunque de modo imperfecto y parcializado, pues los relatos están impregnados de la imaginación de sus autores. Entre las mitologías más importantes pueden mencionarse la griega, la romana, la escandinava y la germánica.

Pueden ser considerados padres de la mitología griega, Homero y Hesíodo, el primero tratando en “La Ilíada” y “La Odisea” de los dioses bondadosos y el segundo de los sombríos.

Si bien las actuales religiones pueden para algunos contener mitos, los sucesos que se narran en los libros sagrados, aparecen como verdades reveladas por Dios.