Concepto de nómada

Con origen etimológico en el griego νομάς, -άδος, de donde fue tomada por el latín como nomădis, la palabra nómada designa al apacentador, a quien se traslada en busca de buenos pastos y que por lo tanto no se afinca o asienta en un lugar determinado, sino que se va mudando de acuerdo a los recursos que naturalmente halla o presume poder encontrar. Son pueblos que viven a expensas de la caza, la pesca y de la recolección de frutos silvestres.

Siendo común el nomadismo en los primeros tiempos prehistóricos, hace unos diez mil años, donde algunas decenas de personas agrupadas en bandas, sin instituciones ni diferenciación social o laboral, se dispersaban por los territorios sin radicarse en ninguno, buscando provisiones, fue paulatinamente despareciendo este estilo de vida en el Neolítico donde el hombre a causa de la agricultura debió permanecer mucho tiempo en un mismo lugar, transformándose en sedentario, logrando así una diferenciación social y del trabajo, un poder bajo alguna forma de liderazgo y mayores ventajas en la subsistencia.

Concepto de nómada

Si bien actualmente pocas poblaciones y culturas nómadas dedicadas a la caza y la recolección aún perviven en Tailandia, Tanzania, Amazonas brasileño, Nigeria, Taiwán, siendo las tribus, las de los okka y los lahu; la de los hadzabe; la de los yanomamis, la de los komay la de los yami, respectivamente, su lucha por la supervivencia es intensa. La destrucción de sus bosques y sus recursos naturales, por la explotación comercial e industrial, de actores económicos poderosos y ajenos a su cultura, para obtener madera, electricidad construyendo diques, o la extracción minera, son un grave riesgo para estos habitantes que viven en un semi nomadismo.

La comunidad gitana o romaní tienen al nomadismo como un rasgo cultural importante. Las personas que acostumbran a viajar mucho y no establecerse en un lugar por mucho tiempo, también son calificadas de nómadas.