Concepto de tarea

La palabra tarea reconoce un origen árabe. Proviene del vocablo “tariha” y significa trabajo u obra. Consiste en un hacer que demanda esfuerzo (por eso pasear o descansar no son tareas) y que generalmente tiene un tiempo límite para su realización.

Las tareas domésticas son aquellas que se realizan diariamente para el cuidado del hogar, como limpiar, cocinar, planchar, lavar la ropa, atender a los niños o hacer los mandados.

Las tareas que se les asignan a los niños en el colegio son encargos hechos por el docente, donde deberán poner en funcionamiento su intelecto para resolver problemas, averiguar datos, realizar argumentaciones, practicar lecturas, analizar oraciones etcétera, a propuesta pautada por el maestro, en forma individual o grupal, a desarrollar en clase o en sus domicilios, para reforzar los conocimientos aprendidos o iniciar la investigación de nuevos aprendizajes.

Existen tareas manuales o artesanales, realizadas con las manos, como por ejemplo pintar un cuadro; otras tareas físicas, como las antes referidas de los trabajos domésticos; y otras tareas de tipo intelectual, como estudiar. Las tareas rurales son las que se desarrollan en el campo, especialmente la agricultura y la ganadería. Hay tareas lícitas o ilícitas, rutinarias o creativas, continuas o esporádicas, sencillas o engorrosas, remuneradas o no remuneradas. Las tareas lícitas humanas remuneradas, se denominan legalmente trabajo.

En Informática, el administrador de tareas es una herramienta de Windows. Su finalidad es la de dar información sobre los procesos y aplicaciones en ejecución. Permite apagar o reiniciar el sistema, cerrar programas o sesiones, etcétera.