Concepto de tráfico

La palabra tráfico proviene del italiano “traffico” y hace alusión a la actividad comercial de compra y venta de mercaderías. Así se habla de tráfico aéreo, de tráfico de bienes industriales, de tráfico de cereales; y también referido muchas veces al comercio ilegal, como tráfico de niños, tráfico de armas, o tráfico de drogas. En el sentido de comercio, el tráfico puede ser interno, dentro de un mismo país; o internacional cuando trasciende sus fronteras.

Una segunda acepción más moderna de la palabra tráfico alude a su sinonimia con tránsito, o sea, a la circulación de personas, mercaderías o vehículos. Así en Argentina tenemos para ocuparse de cuestiones relacionadas con las cuestiones circulación vehicular, un organismo público denominado Dirección General de Tránsito, mientras en España, se llama Dirección General de Tráfico, cumpliendo ambos organismos funciones similares de control y sanción del tráfico automotor.

En este sentido de tránsito como circulación de individuos o cosas, se habla de tráfico cuando decimos: “el tráfico de la ciudad está muy congestionado”, o “hay mucho tráfico en la Web” (aludiendo a la cantidad de visitantes en general o en un sitio específico) o “el semáforo trata de poner orden en el tráfico” o “hubo un accidente de tráfico”.

Con la expresión tráfico de influencias se está haciendo referencia a las personas que utilizan sus conexiones con personas influyentes o poderosas en distintos ámbitos de la comunidad (políticos, sociales o empresariales) para obtener beneficios, ética o legalmente reprochables.

Tráfico telefónico es la cantidad de llamadas que se hacen desde un aparato en particular.