Concepto de tratado

La palabra Tratado tiene dos acepciones. Por el tema que “trata” se llama tratado a un texto metódico y sistemático, que se refiere a un tema específico. Así hablamos de Tratado de Medicina o de Tratado de Filosofía o de Tratado de Derecho, que se subdividen en apartados, para analizar mejor los distintos temas, que se estudiarán analíticamente y en profundidad.

El filósofo griego Aristóteles fue un precursor en la elaboración de tratados sobre diversos temas, como Zoología, Filosofía y Lógica. En la Edad Media se destacaron los tratados (tractatus) religiosos de Santo Tomás de Aquino, expresados sobre todo en su “Summa teológica”. El Renacimiento dio carácter crítico a los tratados, y la invención de la imprenta facilitó su difusión. En 1649 publicó Descartes “Tratado sobre las pasiones del alma”, en 1739 Hume publicó “Tratado sobre la naturaleza humana”; y en 1808 vio la luz el “Tratado de química” de Berzelius, entre algunos tratados famosos. El autor de un tratado recibe la denominación de tratadista.

También se usa la palabra tratado para referirse a un acuerdo o convenio al que llegan partes contrapuestas para buscar soluciones a un conflicto o establecer puntos en común sobre ciertas materias, o distintas entidades amigas para unir fuerzas en pos de un objetivo común. Así muchas guerras han finalizado con tratados de paz o se han firmado tratados internacionales para convenir, por ejemplo, pautas supranacionales sobre los derechos del niño, o sobre los derechos sociales y económicos, etcétera. También se han celebrado tratados entre países que hicieron nacer grandes bloques económicos y culturales, como el Mercado Común Europeo, el NAFTA y el Mercosur.

Este tipo de tratados pueden ser bilaterales, cuando se firman entre dos partes, que pueden ser dos Estados; o multilaterales, cuando lo suscriben varias partes interesadas.