Concepto de villa

Procedente del latín “villae”, la palabra villa designaba en la Antigua Roma a las edificaciones rurales similares a las que existían en la Antigua Grecia, con una construcción principal y otras anexas. Las villas fueron desapareciendo en el primer siglo de la era cristiana junto al nacimiento de los latifundios. En el siglo IV con la adopción del cristianismo por parte de la Roma Imperial muchas villas se transformaron en iglesias. Había también villas urbanas donde habitaban los miembros de la aristocracia y las imperiales donde residía el emperador.

Concepto de villa

En la Edad Media, las villas tenían menos status que las ciudades y por ende, menos población y privilegios, aunque poseían jurisdicción civil y penal, independiente de la ciudad cabecera del municipio. Allí vivían los comerciantes y artesanos.

En Italia, en la región del Veneto, hay un grupo de villas, llamadas villas paladianas que datan de mediados del siglo XVI. Fueron construidas para goce, y como centro productivo de los miembros de la aristocracia y alta burguesía.

En Argentina, se conocen como villas o villas miseria a un conjunto de construcciones muy precarias destinadas a vivienda de grupos carenciados socialmente. Las villas albergan familias trabajadoras pero también mucha población marginal. Se instalan de modo informal muy cerca de los grandes centros urbanos. Por ejemplo la villa 31 está situada en el barrio de Retiro perteneciente a la Ciudad de Buenos Aires, cuyo gobierno ordenó en el año 2009 su urbanización. Sin embargo existen otras villas que son centros turísticos muy importantes como Villa Gesell en la costa Atlántica, en la provincia de Buenos Aires; o Villa María o Villa Carlos Paz en la provincia de Córdoba.