Concepto de acto

La palabra acto tiene distintas acepciones. Acto es ejercer una acción, llevar a la práctica la potencia, ejecutarla. Por ejemplo, las personas tienen la posibilidad o potencia de estudiar, cuando realmente la lleven a cabo y estudien (conjuguen el verbo) estarán actuando. En la naturaleza podemos observar por ejemplo una semilla que esta en potencia de ser una planta. Cuando se la plante y crezca estará en acto, actuará como planta.

Aristóteles encontró en el paso de la potencia al acto, la solución al problema del cambio, pues en ese pasaje se origina el ser.

Un hecho que se realiza en forma pública para que asista concurrencia, también se llama acto. Los actos de este tipo pueden ser oficiales, organizados por entidades estatales; o privados, realizados por personas particulares. En el primer caso podría tratarse de un acto oficial con motivo de la celebración de una fiesta patria. En el segundo una asociación barrial que organice un acto en conmemoración de algún aniversario de su fundación.

Las obras escénicas se dividen en actos, generalmente organizados por la división del desarrollo del argumento en distintas escenografías.

Legalmente, acto significa un hecho voluntario hecho por el hombre. La naturaleza realiza hechos, pero no actos, jurídicamente hablando. Son hechos naturales: la lluvia, el parto de un animal, un terremoto, etcétera.

Los hechos humanos involuntarios tampoco son actos, y no acarrean consecuencias jurídicas. En cambio los actos humanos realizados con discernimiento intención y libertad sí pueden tener consecuencias para el derecho. En este caso se denominan negocios jurídicos. Los actos jurídicos a su vez, pueden ser lícitos (aceptados por la ley) como por ejemplo la realización de un testamento o un contrato, o ilícitos (reprobados por la ley) que son condenables.