Concepto de aumento

Del latín “augmentum”, que a su vez se deriva del verbo “augere” en el sentido de “crecer” al que se añade el sufijo de medio o resultado “mentum”, un aumento designa tanto la acción como el efecto de aumentar o sea, hacer que algo crezca o se agrande, ya sea en su intensidad, en su tamaño, en su cantidad, en su calidad o en su peso.

Los aumentos siempre ocurren con respecto a un valor, situación o estado tomado como base, y puede ser variable, desde un aumento pequeño a otro en gran escala. Se aplica por ejemplo en los siguientes casos:

Concepto de aumento

En Ciencias Sociales:

Aumento de salarios: Cuando lo que se le abona al trabajador por su labor es mayor que el pago que le antecede: “Este año se necesita un aumento de salarios ya que con la inflación el aumento anterior ya ha quedado licuado” o “Los trabajadores hicieron una marcha para exigir un aumento en sus sueldos”.

Aumento de población: La población aumenta en su número a causa de los nacimientos o por la inmigración.

Aumento de precios: Los precios se acomodan de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda, y aumentan cuando crece la segunda en relación a la primera.

Aumento de la calidad de vida: Esto se debe a los adelantos científicos y tecnológicos que permiten a la población vivir más cómodamente especialmente en aquellos países llamados de primer mundo, ya que no todos tienen acceso a estos privilegios.

Otros casos: aumento del índice delictivo, aumento de escolarización, aumento del PBI, etcétera.

En Ciencias Naturales:

Aumento de temperaturas: Esto ocurre de modo natural con la llegada de la estación veraniega o artificialmente por obra de calefactores.

Aumento de la contaminación ambiental: causada principalmente por la actividad humana que se efectúa de modo no sustentable, tendiendo al desarrollo económico y perjudicando al medio ambiente, por ejemplo con los derrames de petróleo, los residuos industriales, etcétera.

Aumento de peso: Los animales y el hombre pueden aumentar su peso corporal por la ingesta de alimentos, especialmente los ricos en grasa y por hacer una vida sedentaria, aunque también puede deberse a ciertas enfermedades, como el hipotiroidismo.

Otros casos: aumento de la intensidad del viento, aumento del índice de precipitaciones, etcétera.

Hay aparatos especialmente diseñados para aumentar tamaños como gafas, microscopios o lupas.