Concepto de funcionamiento

Se puede definir el funcionamiento como la puesta en marcha de una función o actividad para la concreción de ciertos fines. Cuando algo entra en funcionamiento pasa de la estática a la dinámica, se mueve, pone en acto una potencia.

Las máquinas cumplen funciones en vistas a lo que han sido creadas, en general cuando se encienden, o cuando se las activa manualmente, en su caso, pudiendo tener períodos de inactividad. El funcionamiento de ellas, puede estar al servicio de una o más personas particulares o de la comunidad en general como el caso de una línea de transportes, que puede funcionar en determinados días, recorridos y frecuencias. Los organismos de los seres vivos necesitan estar en general, en funcionamiento constante, sobre todo los sistemas que controlan funcionan vitales, como ocurre con la circulación sanguínea o la respiración. La complejidad del funcionamiento es variable.

El funcionamiento de seres vivos o de aparatos puede ser correcto o incorrecto. Un mal funcionamiento puede impedir cumplir sus objetivos, y deteriorar al sujeto o al objeto, respectivamente. Para solucionarlos, se recurre a técnicos en el caso de los objetos, a veterinarios si se trata de animales, o a médicos en el caso de las personas.

También las organizaciones animales o humanas se hallan en funcionamiento. Así hablamos del funcionamiento de un hormiguero, de una bandada de pájaros o de la sociedad humana y sus diferentes instituciones; las que también podrán tener un funcionamiento positivo o negativo. Por ejemplo hablamos de familias disfuncionales cuando sus miembros no cumplen sus roles de modo adecuado.