Concepto de impacto

Si bien la palabra impacto, del latín “impactus” posee varias acepciones, todas remiten a una colisión o choque, ya sea de un objeto, de un ser vivo o de una sensación contra otra cosa material o inmaterial.

Así decimos que en un choque automotor dos vehículos impactaron entre sí, o que uno de ellos impactó contra una pared. También nos referimos a las huellas del impacto o sus secuelas, cuando por ejemplo aludimos a que a causa del impacto, la pared se derrumbó.

Se habla mucho de impacto, para referirse al lugar donde las armas de fuego arrojan sus proyectiles. Así escuchamos “El muerto presentaba tres impactos de bala”.

También los impactos o golpes pueden tener lugar contra el estado anímico de una persona: “La muerte de su amigo le impactó demasiado” o sobre nuestros sentimientos: “La pintura me impactó gratamente”, en este caso seria un impacto visual, pues es captado por el sentido de la vista o “La película me impactó al punto de hacerme llorar”.

Las acciones humanas, al modificar la naturaleza pueden afectarla en forma positiva o negativa. En el primer caso, sería la forestación de una zona o la limpieza de un río. Pero cuando se arrojan desechos industriales a los ríos o se realiza una represa con fines de obtener energía hidroeléctrica, se produce la inundación de terrenos aledaños, modificando también el ecosistema, pero de modo nefasto. A estos efectos o “golpes” que sufre la naturaleza al colisionar con la acción del hombre se les llama impactos ambientales.

La actividad industrial es responsable de gran parte de los impactos negativos hacia el medio ambiente.