Concepto de opinión

La palabra opinión tiene un origen latino, derivada de “opinio”, y se usa para designar los juicios que emiten las personas sobre otras, o con respecto a hechos históricos, políticos, económicos, religiosos o sociales, basadas en general en su sentido común, en influencias externas, en argumentaciones no contundentes, siempre sobre cuestiones no demostradas científicamente. Platón la consideraba una forma de conocer, y la llamaba “doxa”, siendo un conocimiento inferior que nos llega a través de los sentidos.

Si existe sobre un tema comprobaciones científicas y leyes al respecto, o verdades matemáticas, las opiniones no son tenidas en consideración, sino que ellas valen sobre lo aún no demostrado y discutible, por lo tanto las opiniones pueden diferir de una persona a otra o entre grupos de ellas. Ejemplos. “opino que tu amiga es una mala influencia sobre ti”, “mi opinión sobre las guerras es que no tienen ninguna consecuencia positiva”, “mi opinión política es favorable al socialismo”, “opino que tu maestra es demasiado exigente”, etcétera.

Las diferentes opiniones con respecto a un tema pueden dar lugar a debates, que arrojen claridad sobre los mismos, por ejemplo “se celebró una asamblea vecinal para recabar las distintas opiniones de los vecinos sobre las medidas a adoptar, y algunas fueron tan buenas, que pronto se pondrán en práctica”.

Muchas veces es importante y necesario conocer la opinión de la gente para aventurar resultados eleccionarios, o conocer preferencia de los consumidores, para lo cual se realizan sondeos de opinión por medio de encuestas o entrevistas.

Particularmente importante es el concepto de opinión pública, que es lo que cree y siente la comunidad sobre los diferentes aspectos de la vida política.