Concepto de preferencia

La palabra preferencia es el efecto de preferir, que deriva del latín “praeferre” con el significado de priorizar a algo o alguien sobre otro objeto o sujeto. Siempre que se prefiere se está valorando, por ejemplo, si prefiero la compañía de Luis en lugar de la de Pedro, puede ser porque es más afectuoso, comprensivo y responsable; o tal vez porque tiene mayor influencia en mi lugar de trabajo y veo al acercarme a él una oportunidad de ascenso laboral. En el primer caso mi preferencia se basa en las cualidades personales de Luis, en el segundo porque es un medio para mi fin.

Lo mismo puede ocurrir con los objetos. Puedo preferir vivir en una casa porque es cómodo o bonita, o porque allí residen mis afectos, o porque me queda cerca de mi trabajo, etcétera, pero siempre habrá un valor en juego, ya sea ético, espiritual, estético, o utilitario.

Las preferencias ocurren cuando se elige, siempre se prefiere con relación a otra cosa o a otra persona. Las preferencias de la gente sobre los productos y servicios, determinan la demanda en Economía, y a satisfacer esas preferencias es hacia donde se dirigen las empresas. Muchas veces las preferencias no surgen en forma libre, sino motivadas por la publicidad, que orienta las elecciones, hacia lo que se muestra como más apetecible, de buen gusto, calidad o jerarquía.

A veces la preferencia es establecida de modo legal. En Derecho Comercial el derecho de preferencia, es el que poseen los socios, de una Sociedad Anónima a seguir manteniendo su porcentaje accionario, comprando con preferencia a otros, ante una emisión de acciones. En este caso implica la prioridad de adquirirlas con respecto a terceros interesados.