Concepto de próspero

El origen etimológico del adjetivo próspero podemos encontrarlo en el latín “prosperus”, integrado por el prefijo “pro” que indica una dirección hacia adelante y el término “spes” que puede traducirse como “esperanza” que a su vez se derivó del indoeuropeo “spe” que indicaba expansión.

Ajustado a este origen podemos decir que algo próspero es lo que se encamina de forma fructífera o se expande con esperanza hacia el objetivo, por ejemplo: “Su negocio este año ha resultado muy próspero ya que le ha dejado considerables ganancias”, “El año que finalizó no ha sido muy próspero en bienes materiales, pero sí he ganado muchos amigos” o “Ha sido muy próspera su participación en la empresa, ya que gracias a ello pudimos abrir una nueva sucursal”. La prosperidad acompaña generalmente los deseos cuando comienza un nuevo año o se inicia un nuevo ciclo productivo, y puede acompañar a una persona, a un grupo pequeño, a un Estado o al mundo entero.

Concepto de próspero

Lo próspero es positivo y venturoso, se relaciona con la abundancia y el crecimiento a futuro. Puede augurarse un futuro próspero si convergen en una situación condiciones favorables, por ejemplo: “Este año se anuncia muy buen tiempo con lluvias moderadas pero suficientes y pocas heladas, por lo cual seguramente la cosecha será próspera” o “He capacitado a mi personal, invertí en modernas maquinarias, bajé los costos de producción y la mercadería es de alta calidad. Todo indica que las ventas serán prósperas”.

Próspero es, además, un nombre masculino, y el de dos santos, San Próspero, obispo de Tarragona en el siglo VIII; y el discípulo de San Agustín y colaborador del Papa León I, San Próspero de Aquitania (390-455).

En la obra teatral de William Shakespeare, “La Tempestad” Próspero es el nombre de quien la protagoniza, siendo cruelmente enviado a sucumbir junto a su hija Miranda en un bote, por su hermano, que pretende usurpar su cargo de Duque. Sin embargo, Próspero, conocedor del arte de la magia, logra sobrevivir en una isla y puede recuperar su poder, dejando atrás su pasado como mago.