Concepto de raro

La palabra raro, proviene etimológicamente del latín “rarus” y alude a aquello que esta fuera de lo que estamos acostumbrados a observar, de lo que nos resulta habitual y conocido. Lo raro no se ajusta a nuestros esquemas o modelos, nos sorprende, para bien o para mal. Lo desconocido puede asustarnos, y en este caso solemos apararlo de nosotros, hacerlo a un lado, discriminarlo. En otros casos, lo raro puede ser muy valioso, como sucede con las piedras preciosas o los héroes.

Con respecto a cosas naturales que nos resultan raras, pueden ser: que llueva en el desierto, que nieve en Buenos Aires, o que nazcan siameses.

Concepto de raro

Culturalmente solemos calificar como raro que alguien vea una nave espacial, que alguien salga sin abrigo en zonas polares, que se produzca una manifestación multitudinaria sin incidentes o que alguien dedique su vida a estar al servicio de los demás.

Personas o animales raros son aquellos que no se comportan del modo que solemos observar, o tienen un aspecto extravagante. Ejemplos: “Ese perro es muy raro, no tiene instinto guardián, a pesar de ser una raza de custodia, no ladra ni se inmuta con la presencia de extraños” o “Es raro ver a un niño que prefiera la compañía de adultos y no le guste jugar” o “Es raro que no te guste esta comida típica” o “Esa mujer es rara, se viste como hace un siglo atrás”.

La cantidad y la calidad de casos que determinan que un fenómeno sea común, o por el contrario, raro es subjetivo, pues lo raro es muy escaso y distinto, términos que no tienen precisión.