Concepto de respuesta

La palabra respuesta reconoce en el latín, su origen etimológico. Está integrada por “re” que indica reiteración y por “spondere” con el significado de ofrecer o prometer. Una respuesta es por ende, lo que le sucede a un estímulo, a una pregunta o a un ofrecimiento. Las respuestas pueden ser positivas, negativas o dudosas. La falta de respuesta no siempre equivale a un asentimiento, en el ámbito jurídico, salvo que responder sea obligatorio. Por ejemplo, quien no envía respuesta a los cargos contenidos en una carta documento o en una demanda civil, dentro de los plazos estipulados se entiende que ha aceptado los hechos atribuidos.

Concepto de respuesta

Las respuestas pueden ocurrir en pacientes sometidos a tratamiento médico; y en este caso se trata de las reacciones del organismo ante el estímulo del medicamento. Ejemplo: “La medicina no ha sido bien tolerada por el paciente, sus respuestas orgánicas no fueron favorables, como se muestra en los exámenes de laboratorio”.

Otros usos, ejemplos: “tu respuesta a mi planteo no me convence, aceptas que tengo razón, pero pones muchos reparos”, “mi novia no ha dado respuesta a mi correo de hace una semana, creo que está enojada”, “la respuesta de los empleados ante la denegación del aumento de salarios, fue un paro por tiempo indeterminado”, o “si te hago una pregunta importante, exijo una respuesta”.

Las preguntas que se hacen sin que se espere respuesta, reciben el nombre de retóricas, por ejemplo, cómo cuando nos preguntamos sobre el origen de la vida. Existen respuestas que no se expresan por medio de palabras orales o escritas, sino con gestos: mover la cabeza de un lado hacia el otro es una negación, mientras que de arriba a abajo es un sí. Las respuestas tácitas se infieren de los actos del individuo, como alguien que recibe una propuesta matrimonial y sin emitir sonido abraza y besa al oferente. Las respuestas pueden ser dudosas o no comprometidas (no sé, voy a pensarlo, quizás, etcétera). También encontramos respuestas agresivas, simpáticas, coherentes, incoherentes, etcétera.