Concepto de fáctico

La palabra fáctico se originó en el vocablo latino “factum” que significa “hecho” más el sufijo “ico” que indica una relación. Es por ello que lo fáctico es todo lo que se encuentra relacionado con los hechos.

Las ciencias fácticas son aquellas que se basan en la existencia de una coherencia entre la idea y la realidad (los hechos observables a través de los sentidos) los que por supuesto deben resultar verificados tras la aplicación del método científico. Entre estas ciencias, encontramos la Biología, la Física y la Química. El sociólogo positivista y padre de la Sociología, que es una ciencia social, nacida en el siglo XIX, Augusto Comte, la llamó “Física Social” por la admiración que le provocaba el método científico, aplicable a las ciencias fácticas antes mencionadas, a causa de la seguridad de sus respuestas, y por eso consideró la necesidad de que esta nueva ciencia humana, usara el mismo método científico del que usaban las ciencias facticas. Esto le permitiría a la sociología predecir acontecimientos futuros, y así, poder prevenir riesgos. El positivismo, que admite solo como válido al conocimiento empírico, postula a los hechos (lo fáctico) como la única realidad a considerar por la ciencia.

Concepto de fáctico

Un poder político es fáctico, cuando sin atenerse a las normas jurídicas vigentes, es tomado de hecho, por la fuerza, por quienes intentan gobernar. Son ejemplo de un poder de hecho o fáctico, las dictaduras militares. Sobre el poder de turno, elegido por la vía legal, o tomado el mando de facto, actúan otros poderes, grupos de presión y factores de poder, que influyen de hecho, fácticamente, en sus decisiones, como sucede con el periodismo, los sindicatos, la iglesia, etcétera. Ejemplos: "El gobernante fáctico, no convocará a elecciones democráticas, hasta que también de facto, la ciudadanía presione para que lo haga".

Una prueba fáctica implica demostrar con hechos que lo que se afirma es verdadero. Por ejemplo: “No me basta que me lo afirmes, necesito que traigas ante mí el libro de donde sacaste la respuesta para poder, fácticamente, comprobar que no la inventaste” o "Todo lo que me dices es muy teórica necesito una corroboración fáctica".