Concepto de singular

El origen de la palabra singular lo hallamos en el latín “singularis” en el sentido de algo único, diferente de cualquier otro.

Puede estar referido a algo extraño, raro y asombroso, por ejemplo: “Estamos viviendo un momento singular en nuestras vidas, este triunfo electoral lo esperábamos de hace un siglo”, “Esta pintura es singular, nadie antes había expresado sus sentimientos de modo tan elocuente”, “Su singular modo de escribir lo ha convertido en una celebridad literaria” o “Este animal es singular por ser manso dentro de su especie salvaje”.

Concepto de singular

Según el Instituto Nacional de Estadísticas español, una entidad de población singular es aquella área dentro de un municipio claramente diferenciada, y con un nombre de identificación específico, esté o no habitada.

En Lingüística lo singular hace alusión a un solo elemento, sea persona, animal o cosa. El sustantivo se clasifica por el número, en singular (uno solo) o plural (muchos). Ejemplos de sustantivos singulares: Casa, mesa, niño, hombre, mujer, gato, etcétera. Se acompañan del artículo el o la según su género sea masculino o femenino. Los sustantivos colectivos son una excepción, ya que con una sola palabra en singular se mencionan varios elementos de la especie, por ejemplo, una pinacoteca es un conjunto de cuadros y no uno solo. Los adverbios de cantidad que pueden acompañarlos son un (un niño, un duende) o una (una estrella, una lancha). Las formas verbales singulares son acciones realizadas por un sujeto u objeto, en diferentes tiempos verbales: Voló (pasado) camina (presente) conversará (futuro). Los adjetivos singulares son los atribuidos a una sola cosa o persona (hermosa, inteligente, buena).

En Matemática, una matriz es singular si su determinante es nulo, y en teoría de conjuntos, estos son singulares si se contienen a sí mismos.