Concepto de cuenta

La palabra cuenta, al igual que contar, proviene del vocablo latino computare. Y se refiere a los cálculos aritméticos u operaciones matemáticas como las de sumar, restar, multiplicar o dividir. Se pueden hacer cuentas o cálculos de lo que se debe pagar o de lo que se debe cobrar, y son un elemento básico en materia contable, que clasifica a las cuentas en créditos y débitos con el fin de registrar los ingresos y egresos patrimoniales.

Cuando nos llega la cuenta de la luz o del gas, o la pedimos en un restaurante, nos dicen lo que debemos abonar de acuerdo a lo consumido, habiendo hecho el cálculo correspondiente de suma.

Una cuenta bancaria es el dinero que tenemos depositado en un Banco, ya sea en plazo fijo, caja de ahorro o cuenta corriente, de acuerdo al contrato que hemos realizado con la entidad financiera.

También se designan como cuentas, a las bolitas que se ensartan unas con otras, pues en los rosarios católicos, sus 59 cuentas sirven para calcular las oraciones. Las cuentas grandes son representativas del “Padre Nuestro”, mientras que las pequeñas del “Ave María”. También se usan cuentas en los ábacos, instrumentos que utilizan los niños para aprender sus primeros cálculos matemáticos, adicionando o quitando unidades.

También se utiliza la palabra cuenta para asignarle importancia a algún hecho u opinión, por ejemplo, “lo que has hecho cuenta a favor de que te consideremos para darte el empleo”.

Cuando alguien le dice a otro “cuenta conmigo” le está indicando que puede sumarlo a aquellos que lo ayudarán en alguna necesidad de su vida.