Concepto de caja negra

Entendiendo por caja en este caso, un receptáculo real, mental o virtual, la denominación de negra, suele aludir a que en ella se guardan asuntos oscuros, trágicos, ocultos o misteriosos.

Se utiliza en Ingeniería en Sistemas, Electrónica, Informática, Física, para referirse a complejos mecanismos difíciles de comprender, que producen ciertos resultados, cuyas causas parecen mágicas, por no hallarse una explicación racional y coherente. Constan de un sistema de entradas y salidas, pero es difícil saber lo que sucede en el proceso intermedio, pues las cajas están selladas.

En este mismo sentido puede aplicarse en la Psicología conductista cuando se estudian los procesos de estímulos seguidos de respuestas, sin penetrar en la investigación de los procesos mentales que manipulan los estímulos para producir las conductas de respuesta. El cognitivismo trata de develar los misterios ocultos en esa “caja negra” que quedaron encerrados desde que fuimos concebidos y durante nuestra primera infancia, para explicar por qué tras ciertos hechos, se disparan actitudes; por ejemplo, cuando alguien ve sangre se desmaya, si ve un insecto se horroriza, si alguien lo besa debe lavarse la cara, etcétera.

En las aeronaves se colocan las cajas negras, llamadas así porque revelan misterios en casos de accidentes aéreos (aunque en realidad sean anaranjadas) y son de mucha utilidad en materia probatoria, ya que registran y graban los últimos treinta minutos del viaje, pudiendo apreciarse las conversaciones en la cabina, del piloto con la torre de control, los datos del tiempo, etcétera, a fin de develar, lo ocurrido previo a la catástrofe.