Concepto de mobbing

“Mobbing” es la expresión inglesa de lo que en español se denomina acoso laboral. Como se desprende de su propia denominación, consiste en sufrir humillaciones, vejaciones y malos tratos en el lugar donde se el individuo realiza su actividad laboral; pudiendo provenir de sus superiores (acoso vertical) o de sus compañeros 8acoso horizontal).

El “mobbing” puede configurarse por acción (insultos, descalificaciones, gestos ofensivos, burlas, reprimendas en público, etcétera) o por omisión (no invitar a un trabajador a una reunión donde asisten todos, no dirigirle la palabra o no saludarlo, negarse a responder alguna consulta que se relacione con la actividad, etcétera).

El ámbito puede ser cualquier lugar, público o privado donde exista algún tipo de relación laboral (una empresa, una fábrica, una casa de familia con respecto a sus empleados domésticos, un hospital, una institución educativa, etcétera).

Los autores y las víctimas son personas adultas o menores desde la edad que la ley permite su inserción en el mundo del trabajo; o menores que se desempeñan en violación a las normas que prohíben el trabajo infantil.

El “mobbing” daña a la persona en cuanto a su autoestima personal y a su imagen social; y a pesar de que las leyes protegen al trabajador frente a estas conductas, muchas veces la situación se resuelve con la renuncia al trabajo por parte del trabajador acosado, aún cuando pueda luego demandar resarcimientos económicos.

Es un principio del Derecho Laboral la prohibición de hacer discriminaciones por cualquier motivo: raza, religión, ideas políticas, sexo, etcétera. Sin embargo los lugares de trabajo, son un punto de encuentro entre personas con rasgos de personalidad diferentes, y muchas veces esto genera conflictos, que no resueltos de modo positivo puede generar acoso entre compañeros. Otras veces, un trabajador más tímido, menos expresivo, con un carácter débil puede ser foco de burlas; o alguien que tiende a equivocarse, a hacer sus tareas más lentamente, o preguntar demasiado, puede también sufrir este tipo de humillaciones, como descalificarlo ante todos, darle tareas irrelevantes o no asignarle ninguna, tratarlo de inútil, etcétera. Un jefe autoritario que se abusa de su posición de poder, puede recurrir a esta práctica, para someter a sus subordinados. Cualquiera sea el medio empleado o la razón que se encuentre, las consecuencias son muy perjudiciales a nivel individual y social, ya que el trabajador se enferma psíquica y físicamente, importando un riesgo personal, un costo familiar importante (el trabajador lleva esa angustia al seno del hogar) y un gasto a los servicios de salud pública.