Concepto de tribunal

Del latín “tribunalis”, que en sus orígenes designaba el lugar elevado desde hablaba el Tribuno de la Plebe, magistrado cuya persona era inviolable, y poseía el poder de vetar las decisiones de cualquier otro magistrado que perjudicara a los plebeyos; y luego la palabra tribunal, pasó a designar el lugar donde se sustancian los procesos judiciales (el edificio) y más específicamente los cuerpos colegiados formados por jueces que administran justicia, en muchos casos en segunda instancia o grado de apelación, de las decisiones de los jueces unipersonales de primera instancia.

Cuando los tribunales de última instancia, deciden una causa, dan origen a la cosa juzgada, por la cual el asunto litigioso ya no puede volver a plantearse (non bis in idem). Hay también tribunales de instancia única que resuelven colectivamente las cuestiones, sin apelación.

Según la materia hay tribunales civiles, laborales, penales, comerciales, contencioso-administrativos, etcétera.

Cuando la decisión de la instancia está a cargo de un Juez unipersonal se los llama juzgados, siendo propiamente tribunales cuando están conformados por dos o más jueces (tribunales colegiados). El más alto tribunal que decide las cuestiones en última instancia se denomina Tribunal Supremo. En la Argentina es la Corte Suprema de la Nación. En algunos países, como Perú, existen tribunales constitucionales para tratar asuntos vinculados a la violación de las normas supremas.

En la Antigua Grecia, el Areópago, que funcionó entre los años 480 antes de la era cristiana y el 425 de nuestra era, era el superior tribunal ateniense.

En la Antigua Roma, había dos tribunales permanentes: el de los decenviros integrado por diez miembros que intervenían en causas sobre libertad y ciudadanía y el de los centunviros, integrado por tres miembros de cada una de las treinta y cinco tribus, que se ocupaba de temas sucesorios, sobre asuntos de propiedad y sobre el estado de las personas.

Se llama Tribunal de Cuentas a la oficina central que posee un Estado para resolver temas contables. En la provincia de Buenos Aires (Argentina) funciona el Honorable Tribunal de Cuentas, cuya existencia está contemplada en a Constitución provincial y tiene por función controlar y dministrar los recursos económicos de la provincia. sus funciones son administrativas y jurisdiccionales, y aprueba o no, la rendición de cuentas.

En el catolicismo, existen tribunales eclesiásticos, en cuya órbita de juzgamiento recaen las cuestiones espirituales y la violación de las normas sagradas, con potestad para imponer castigos, ayudando al Obispo, que es quien en cada diócesis actúa como Juez de primera instancia.