Concepto de aguamarina

Con la palabra aguamarina, del latín, “aqua marinā” podemos mencionar a las saladas aguas de los mares; pero, especialmente, hacemos referencia a una gema, de extrema dureza, que es muy usada en joyería, engarzada, por ejemplo, en medallas y anillos, cuyo hermoso color azul (dado por tener Fe2+) y verdoso (contiene Fe3+), tiene un parecido con las aguas marinas. Es una variedad del berilo, de poca densidad con respecto al resto, que cuando tiene ese color característico antes mencionado, es aguamarina; pero, el berilo, puede presentar otros tonos, como rosa o amarillo, o el verde de la esmeralda o la roja bixbita.

La aguamarina, de cristalización hexagonal, es más cotizada cuanto más intenso es su coloración azul; por ese motivo, suele eliminarse la tonalidad verde, a través de un tratamiento térmico el Fe3+. Al igual que todos los berilos, la aguamarina, tiene un origen magmático. Hay minas en muchos países, siendo, las de los Montes Urales, en Rusia, las más apreciadas, aunque también hay yacimientos en el continente africano y en América, especialmente, en Brasil.

Las piedras de aguamarina suelen ser de 10 quilates, aunque excepcionalmente se halló en 1980, en Mina Gerais (Brasil) una piedra aguamarina gigante, extraída de la mina Pedra Azul. Los mineros, la partieron, al sacarla, en tres pedazos. Fue tallado el trozo más largo, en forma de obelisco, y pesa más de dos kilos. Se la conoce como “Dom Pedro”, en honor a los dos primeros monarcas de Brasil. Fue donada al Museo Nacional de Historia Natural de Washington.

Los marineros usaron la aguamarina, como amuleto para protegerse de tempestades y mareos, durante sus travesías. Para los alquimistas medievales, tenía propiedades de antídoto contra sustancias venenosas, digestivas y depurativas. Se consideraba que podía ser eficaz para calmar ciertos dolores, como los dentales, y evitar la retención de líquidos. También se ha creído que trae paz espiritual y que es fuente de sabiduría. Es la piedra simbólica de los piscianos.

Todo aquello que tenga el color del mar, verde azulado, se dice aguamarina, pudiendo tratarse de una ropa, del color de ojos, de una pintura, etcétera.

“Aguamarina” es el título de una telenovela que se filmó en Miami, de producción estadounidense, para Telemundo (cadena de televisión estadounidense en lengua española). El argumento, cuenta la historia de amor de una humilde muchacha, Marina, y un encumbrado hombre, Diego, cuyas vidas se entrelazan en un vínculo de odio y amor, conjugándose en la trama, muertes, traiciones y venganzas.