Concepto de bicéfalo

El prefijo latino “bi” indica el número 2, y la palabra griega “kephale” se traduce como “cabeza. De la unión de ambos términos, surgió el calificativo bicéfalo, para referirse a lo que tiene dos cabezas. La cabeza es el órgano, que en los humanos, se ubica en el extremo superior del cuerpo y contiene casi todos los órganos sensoriales y el cerebro, en los animales se halla en su parte anterior y superior; aplicándose por extensión a la parte más elevada o importante de algo.

En los animales, incluidas las personas, un ser bicéfalo posee dos cabezas, con un cerebro cada una, lo que es una anomalía congénita, ya que se detecta al nacer, siendo la consecuencia de que se hayan unido secundariamente, dos discos embrionarios monocigóticos que estaban en su inicio, separados. Los cerebros comparten generalmente el control del organismo, que cuenta con un único tronco, el que puede poseer algunos órganos duplicados

Si bien son casos raros, podemos mencionar a los hermanos Tocci, Giovanni Battista y Giacomo, nacidos el 4 de octubre de 1877, con dos cabezas, cuatro brazos y dos piernas, que fueron exhibidos como rarezas, y que tenían dificultad para caminar pues cada cabeza coordinaba una de las piernas; y las siamesas Hensel (Brittany y Abigail) que poseen dos corazones, dos columnas vertebrales, dos vejigas y dos estómagos. Sus brazos y piernas son dos. Tienen tres pulmones y tres riñones. Nacieron en la ciudad estadounidense de Minesotta, el 7 de marzo de 1990 y continúan con vida.

Como símbolo, el águila siempre fue emblema de fortaleza y poder, y Aristóteles la consideraba un ser divino. El águila bicéfala, originaria del imperio hitita, cuya existencia real nunca fue confirmada, también se convirtió en símbolo cristiano. El emperador Comnemo, que gobernó en el siglo XII el Imperio Bizantino, imbuido del anhelo de lograr un Imperio Romano universal, adoptó el águila bicéfala como su símbolo, de unidad entre el imperio oriental y el occidental. Fue también, representativa de la unidad entre la monarquía española y el Sacro Imperio Romano Germánico. Está presente en los escudos de Albania, el Imperio Austrohúngaro, Rusia y Montenegro, entre otros.

En Política, un gobierno bicéfalo es aquel en que el poder se encuentra repartido entre dos gobernantes. Un ejemplo, es el Alto Imperio romano, considerado por el historiador alemán, Theodor Mommsen, como una diarquía, pues según su punto de vista, compartían el mando político el Emperador y el Senado, aunque esto, es cuestionado, ya que el Senado era un organismo bajo el control imperial.

Buscar otro concepto