Concepto de Big Bang

La palabra Big Bang se compone de dos términos tomados de la lengua inglesa. Big significa grande, y Bang, posiblemente como voz onomatopéyica, se traduce como golpe. Se trata de una teoría, cuya denominación fue puesta peyorativamente, en un programa de radio de la BBC, por el astrónomo británico, Fred Hoyle, opositor de que el inicio del universo haya sido un gran estallido, y defensor de la teoría opuesta al Bing Bang, la del estado estacionario, donde se reconoce la existencia de un universo en expansión, pero cuya densidad permanece constante en el tiempo, pues es compensada por la creación de materia en forma continuada. Para los que consideran la existencia de un universo fijo, éste es algo estable, donde las estrellas y galaxias, luego de evolucionar y morir, son reemplazadas por otras nuevas, nacidas en el espacio, que crean las galaxias en su expansión.

Para la teoría del Big Bang, en el universo se produjo una gran explosión hace 13.800.000 de años, que hizo que se crearan al unísono, la materia, el espacio y el tiempo. Se partió de un pequeñísimo punto, que originó un proceso de expansión, siendo toda la materia que se ha creado, procedente de los primeros segundos de ese estallido, pues lo que explotó fue una masa muy densa que contenía todo el material del universo.

La propuesta de esta teoría fue hecha, en 1927, por el físico y sacerdote belga, Georges Lemaître (1894-1966) que la llamó “átomo primigenio” basándose en los aportes de Albert Einstein, con su teoría de la relatividad, aunque Einstein introdujo un término a sus ecuaciones, para que el universo pareciera estable, y fue crítico de la teoría a igual que muchos, pues contradecía la versión religiosa de la Creación. Sin embargo, Einstein terminó por aceptarla.

Se parte de la idea, de que en sus inicios, la temperatura y densidad eran altísimas, pero, como resultado de la expansión, el universo se enfrió y luego de unos de 400.000 años se formaron los primeros átomos de hidrógeno. Más tarde, se formaron las estrellas y las galaxias, con la unión de elementos primordiales.

En 1929 Edwin Hubble, demostró la existencia de otras galaxias además de la Vía Láctea, y que se alejaban de la Tierra, comprobación de que el universo se expande y de allí surgió la ley de Hubble-Lemaître, que postula que el corrimiento al rojo de una galaxia resulta proporcional a la distancia en la que se halla, lo que significa que cuanto más lejos está una galaxia de otra, más rápido aparenta alejarse en relación a ella, con lo que confirmaría la expansión de la que habla la Teoría del Big Bang.

Buscar otro concepto