Concepto de cenit

La palabra cenit o zenit, procede del término árabe “samet ar-ra’s”, o, abreviado, “semt”, que designa una cumbre, referido al astro que se encuentra encima de la cabeza del observador, en la bóveda celeste, y el lugar donde confluyen la línea vertical que se eleva sobre el observador y el hemisferio celeste.

El cenit es el punto donde se corta la línea vertical virtual que se prolonga sobre el observador y la esfera celeste, mientras que el nadir es el punto en que la recta toma una dirección opuesta, que parte de los pies del observador, y se encuentra con la esfera celeste.

El sol, como cualquier otro astro, aparece por el Este y se oculta por el Oeste. Cuando alcanza el meridiano del lugar, llega a su máxima altura. El sol, realiza ese movimiento llamado arco diurno, y se coloca en el cenit al mediodía, en el Ecuador, en los equinoccios, pues se ubica sobre la vertical de un lugar, a 90 º del piso produciendo mayor radiación solar, cayendo los rayos solares de modo perpendicular, y produciéndose el fenómeno, de que, los objetos, verticalmente dispuestos, no proyectan sombra. La ocurrencia del fenómeno varía de acuerdo a la latitud del lugar. En América Central ocurre dos veces al año, durante los meses de abril y mayo, y en agosto. Fuera de los trópicos y zonas intertropicales, el sol no alcanza el cenit. Por ejemplo, en Buenos Aires (Argentina) en el día más largo del año (21 de diciembre) el sol no se coloca a 90º, sino a 78º.

Por extensión, se dice que alguien alcanzó el cenit, cuando llegó al punto más alto de su carrera, profesión, producción artística, fama, escala social o económica, etcétera. Por ejemplo: “El artista debe aprovechar que está en el cenit de la fama, ya que ésta es efímera, y pronto acabará”, “En el cenit de su carrera, tuvo un accidente que arruinó todos sus planes” o “Pienso alcanzar el cenit de mis logros personales, antes de los 35 años”. También puede aplicarse a una cultura: “Roma alcanzó en el imperio, el cenit de sus conquistas”.

En Odontología, se denomina cenit gingival, al punto del contorno gingival más apical (referido a la punta) localizándose en los maxilares, de modo distal (lejano) al eje dental.

En Literatura, “Cénit”, es un poema del escritor español, Juan Ramón Jiménez (1881-1958) donde dice que alcanzará el cenit, cuando su existencia se complete con la llegada de la muerte, para que la mitad de su luz, se complemente con la mitad de su sombra.