Concepto de cesio

La palabra cesio, se derivó del latín “caesius”, nombre dado por su tono azul verdoso, al elemento químico, que descubrieron en 1860, los químicos alemanes, Robert Bunsen y Gustav Kirchhoff usando un espectroscopio, con el cual analizaron el espectro del agua mineral y advirtieron ese color en las líneas del espectro.

Como todo metal alcalino es dúctil, maleable y blando, y no se halla en forma libre en la naturaleza, siempre se encuentra integrando compuestos por su gran reactividad. Al reaccionar con el oxígeno produce una mezcla de óxidos. En estado puro, explota en contacto con el aire o el agua, aunque esto no ocurre con los compuestos, que son los que hallamos en el ambiente, y en este caso, son solubles en agua. Es el de mayor electro positividad de todos los cuerpos simples, y al calentarse, emite espectros visibles. Si lo acercamos a la llama de un mechero Bunsen, se colorea de violeta rojizo.

El cesio se encuentra en rocas y polvo, en bajas concentraciones. El desgaste y erosión de las rocas, o su trituración, hace que el cesio ingrese en el agua, en el aire y en el suelo. Es el componente principal de un mineral raro, llamado policita, que es de donde se obtiene para su comercialización, y generalmente se encuentra en pequeñas cantidades, junto al litio y al potasio. Su símbolo es CS, su número atómico es 55, y posee un peso atómico de 132,905 u. Tiene una temperatura de fusión de alrededor de 28,4º y la de ebullición es de unos 690º.

La luz proyectada en su superficie, provoca la emisión de electrones, y por eso es empleado en detectores de radiación infrarroja, en células fotoeléctricas y en espectrofotómetros.

Las plantas de energía nuclear, especialmente por accidente, y las armas nucleares al ser detonadas, liberan cesio en el ambiente, que es radioactivo, y éste es el que puede ingresar a la plantas a través de sus hojas, ya que el no radiactivo no penetra a las capas inferiores del suelo, y por lo tanto las raíces no lo absorben.

Que el cesio estable ingrese a nuestro organismo en pequeñas cantidades, al consumir alimentos sólidos, agua, al respirar o por contacto, no importa un problema de salud, pues se elimina a través de la orina y las heces. Lo que puede generar trastornos, es el cesio radiactivo, que puede provocar daños a nivel celular. Los síntomas más comunes son diarrea, vómitos, hemorragias, pudiendo resultar fatal. Puede también ocasionar daños fetales.

Buscar otro concepto