Concepto de cobalto

La palabra cobalto, aplicado a este metal ferromagnético, simbolizado como Co, que abunda en la naturaleza (en meteoritos, en estrellas, en aguas dulces y saladas, en animales, plantas y suelos) surgió a partir del término alemán “kobalt” que significa “duende”, pues los mineros alemanes en la Edad Media, creían que era un elemento que duendes malignos colocaban para suplantar a la plata que se robaban.

Lo descubrió en el siglo XVIII, el químico George Brandt, de nacionalidad sueca. Se encuentra, especialmente, en la cobaltina o cobalto gris y en la esmaltina o cobalto arsenical. Muchas veces está asociado a minerales de níquel. Los depósitos de mena pueden hallarse en venas hidrotermales, en depósitos magmáticos de pirrotina o en lateritas de ferroníquel.

El cobalto es un metal de aleación, similar al hierro y al níquel en sus propiedades químicas. Al igual que ellos es duro, resistente a la tensión, al agua y al aire. Es más ferromagnético que el hierro. En caliente es maleable, y en frío resulta frágil. Al igual que el níquel, el cobalto no acostumbra mezclarse con el mercurio o la plata. En la tabla periódica de elementos químicos está ubicado en el grupo 9, siendo su número atómico 27 y su peso atómico es de 58,93. Su color es blanco azulado.

Tanto el cobalto como sus aleaciones, resultan resistentes al desgaste y a la corrosión, inclusive a altas temperaturas.

Históricamente, fue usado para colorear vidrios y cerámicos, proporcionándoles un tono azul. Son pigmentos minerales que se fabrican con aluminatos y silicatos de cobalto, y también, con mezclas de fosfato de cobalto y alúmina.
Aleado con el acero, se usa para fabricar imanes permanentes. En aleaciones con acero, hierro, níquel, cromo, etcétera se emplea en cables de alta tensión y en motores de reacción.

En pequeñas cantidades, el cobalto es útil para la vida humana porque conforma la vitamina B12, pero en altas concentraciones resulta peligroso. Aspirar cobalto puede traer aparejado problemas pulmonares. Consumir plantas que crecen en suelos aledaños a minas y fundiciones, puede provocar problemas cardiacos, en la vista, digestivos y de tiroides. Sin embargo, que el suelo no contenga cobalto también es perjudicial, pues puede causar anemia en los animales y humanos que consuman vegetales de esas tierras, en forma exclusiva.

El cobalto se emplea, desde 1938, cuando los químicos estadounidenses John Livingood y Glenn Seaborg, hallaron el cobalto-60.17, a través de radiaciones de isótopos radiactivos en el tratamiento del cáncer, pues destruye los tumores, pero puede traer daños colaterales, como caída del cabello, náuseas y vómitos.

Buscar otro concepto