Concepto de degradación

Degradación es la acción y el efecto del verbo degradar, que procede, etimológicamente, del latín “degradare”, en el sentido de descender de rango o jerarquía, aplicándose, en lo militar y religioso, especialmente.

Esta degradación es muy utilizada, en el ámbito militar, desde la antigüedad, siendo una penalidad accesoria, muy usual en sus códigos normativos penales, aplicable tanto a los oficiales, como al personal de las tropas, lo que se hace, de modo público, ante las tropas, para que el deshonrado sufra el escarnio, cuando se considera que el integrante de la Fuerza, ha realizado un acto indigno, que amerita que sea separado del cuerpo militar, quitándole, además de su grado, el uniforme, condecoraciones y armas que hubiera recibido durante su servicio, del que queda excluido para siempre. Muchos países han derogado esta pena, por ser infamante y ultrajante; a veces, junto con el especial Código de Justicia Militar, como el caso de Argentina, donde rigió desde 1889 hasta 2008.

Muchos viejos cánones contemplaban la degradación de los religiosos, determinada por varios obispos, aunque el Concilio de Trento los redujo solo a uno, que tenía la tarea de despojar al sacerdote condenado, de las ropas de decir misa, ates de cumplirse la sentencia que hubiera recaído sobre él.

El término fue extendiendo su campo de aplicación, refiriéndose a todo aquello que va sufriendo un deterioro o una pérdida progresiva y constante:

Cuando los usos de una comunidad cambian, pero se considera que son inadecuados con referencia a los antiguos, se dice que hay una degradación de las costumbres.

El medio ambiente sufre degradación, cuando sus recursos se van agotando, se contaminan o se destruyen ecosistemas, lo que se advierte cada vez más, como una amenaza creciente, debido al irresponsable y egoísta, accionar de las personas, cuyo número crece mientras los recursos se reducen; lo que obliga a buscar soluciones a corto y largo plazo, para proteger nuestro hábitat.

Se denomina degradación de la energía a la pérdida de energía útil, que ocurre en cualquier proceso o transformación, donde se conserva su cantidad, pero una porción de esa energía se disipa en forma de calor, transformándose en energía térmica, sin poder volver a ser la energía de inicio.

La degradación de colores, en Pintura, técnica conocida como “degradé”, consiste en ir transformando, de modo paulatino, lineal y progresivo, un tono en otro. Se obtiene, reduciéndose el porcentaje del color inicial, agregando un nuevo tono, que va prevaleciendo de a poco, obteniéndose un resultado visualmente más profundo y cálido, al fusionarse los colores. Además del degradado lineal, donde la transición se va logrando en línea recta, existe el degradado radial, que se hace de modo circular.