Concepto de enjugar

Enjugar, es un verbo pronominal, irregular, de primera conjugación, que procede del latín “exsucare”, en el sentido de sacar o quitar el jugo.

Se refiere a la acción de absorber la humedad o el líquido, agua o cualquier otro fluido que exista en una superficie, ya sea, usando un paño o cualquier otro elemento absorbente.

Ejemplos de uso: “Enjugó su rostro transpirado de tanto correr, con un pañuelo”, “He enjugado el piso que se había mojado con la lluvia”, “Logré enjugar las gotas de sangre que salían de mi herida, colocándole un algodón embebido en agua oxigenada”, “Voy a enjugar esa mancha de humedad de la pared con alguna pintura que la elimine”, “Estos pañales enjugan muy bien la colita del bebé y lo mantienen sequito” o “Enjugaré el sudor de tu frente con mis besos, por ser tan trabajador y buena persona”.

El uso más frecuente de enjugar, es para referirse al llanto, cuyas lágrimas denotan que la persona está atravesando un estado de dolor, aunque también pueden brotar lágrimas de alegría. Cuando alguien llora de tristeza, el consuelo puede hallarse, por haberse resuelto el problema, o buscándolo, dentro de uno mismo, en la fe o en los amigos. Esto suele hacer cesar la pena o, al menos, canalizarla de otro modo, y así las lágrimas ya no brotan de los ojos, y se enjugan; aunque no es malo llorar, sino todo lo contrario, ya que la persona a través del llanto, hace salir el dolor interno que lo oprime.

Ejemplos de uso: “Enjuga amigo tu llanto, que la espera terminó, y hoy tu hijo sale recuperado del hospital”, “Encontré la paz interior que buscaba desde niño, dedicándome a hacer el bien a los demás, y ya enjugué las lágrimas que de vez en cuando brotaban de mis ojos, por no encontrar la razón de mi vida”, “Mis amigos me ayudaron a enjugar el llanto por la muerte de mi madre, y luego de un mes, me descubrí sonriendo de nuevo” o “No enjugues tu llanto, es pronto aún para que el duelo cese, verás que, de a poco, podrás ir volviendo a tu rutina sin tanto dolor”.

El cantautor puertorriqueño-estadounidense, Obie Bermúdez, compuso la canción “Enjuga tu llanto”, donde cuenta la historia de un hombre que se despierta con el regreso de la mujer que hace tres meses lo abandonó, y que vuelve embarazada, y él le propone que enjugue su llanto y formen un hogar.